TL;DR: Facebook no me da valor. No estamos hechos el uno para el otro.

Hoy dí de baja mi cuenta de Facebook. No estoy escribiendo esto por bronca, ni por nada parecido. Simplemente estoy reflexionando sobre el uso que le daba a esa red social, y a los motivos por los que decidí dejar de usarla. Tal vez le sirva a alguien que esté meditando hacer lo mismo.

Después de una charla con mi esposa, que me hizo notar que paso mucho tiempo frente a las pantallas, reflexioné que tiene razón. Tengo montones de excusas para no hacer nada, y muy poco tiempo en el día. Me gusta programar. Me gusta jugar videojuegos. Me gusta jugar juegos de Rol. Me gusta estar con mi esposa. Me gusta ver películas. Me gusta leer.  Me gusta escribir. Me gusta escuchar música. Todas cosas que toman cada una su tiempo. Y estoy perdiendo ese tiempo que podría haber usado haciendo las cosas que me gustan, en redes sociales, webcomics, sarcasmo, frases inconsecuentes. ¿Para qué? Para absolutamente nada. El único resultado es sentirme vacío y con menos horas del día para hacer lo que realmente quería.

Facebook en particular:

  • no me estaba conectando con mi familia cercana, a la que ya tengo presente vía emails, teléfono, Skype, cara a cara…
  • no me estaba conectando con otras partes de mi familia, a las que estoy dejando de lado (no es solo Facebook el culpable, admito que puedo ser bastante pelotudo).
  • no me estaba dando valor: lo que veía en Facebook, salvo contadas excepciones, me interesa poco, y me daba solamente una sobrecarga de información.
  • no estaba haciendo que yo dé cosas de valor. Supuestamente debería haber estado compartiendo contenido valioso. Pero comparto las fotos que saco solamente con mi familia y amigos cercanos, no en Facebook. Escribo lo que pienso aquí, no en Facebook (y aún aquí escribo muy poco).  Lo que compartía en Facebook entonces eran frases sarcásticas, frases inconsecuentes, frases grandilocuentes, opiniones personales que rara vez dan derecho (o ganas) a réplica. Resultado: cero comunicación.
  • me estaba haciendo ser una persona peor: el sarcasmo y los comentarios sobre el gobierno tal o cual, sobre tal o cual problema siempre me dejan un sabor amargo de boca. Nunca convencí de nada a nadie que estuviera en desacuerdo conmigo, ni ellos a mí.
  • ni siquiera me satisfacía: la mayor parte de las veces, una conversación interesante se desbarrancaba por problemas de interfaz, o porque directamente alguien decía que no quería discutir el tema, tirando la piedra y escondiendo la mano.

Además de estos puntos negativos de mi interacción con Facebook, hay otro punto que facilita la partida. Participo ya en muchas otras redes sociales: escribo en Twitter, escribo (casi nada) en Google+, participo en la red de StackExchange.com (particularmente en Role-playing Games SE, Arqade, StackOverflow, y ahora en Spanish Language SE). Lo único que me habría atado a Facebook es una comunicación real con gente a la que no podría llegar de otro modo. Pero dado que  no me molesto en hacer eso…

Quiero dedicar más tiempo a las actividades que sí me importan. A crear valor. Cortar con Facebook es solamente el primer paso.  Voy a rebajar la cantidad de cosas sin valor en que gasto tiempo durante el día. Mi lista de comics sigue. Ya les contaré.